sábado, 11 de julio de 2015

EXCLUIR POR EDAD AL TRABAJO O EDUCACIÓN ¿DELITO PUNIBLE?

EXCLUIR POR EDAD AL TRABAJO O EDUCACIÓN
¿DELITO PUNIBLE?
La discriminación por edad es un silencioso fenómeno muy arraigado en el País guatemalteco haciendo que muchas personas desde la adultez se vean lastimadas en su dignidad y desarrollo emocional y personal al encontrar en los ámbitos laborales el “No por su edad”, y peor es; el prohibirles el acceso a la educación en donde se ve involucrado su nivel emocional y su desarrollo personal. A las personas que son retiradas o despedidas de su trabajo y que por la edad ya no les permiten laborar en instituciones como el INTECAP (Instituto Técnico de Capacitación y Productividad)  también son discriminados por su edad pudiendo  aprender un oficio para poder ganarse el sustento diario.

 Llevándoles a una baja autoestima y con pensamientos negativos sobre sí mismos, al creer que ya no son dignos de estudiar o de acceder a aprender un oficio.   ¿A dónde vamos a parar? ¿Cómo es posible que ésta situación prevalezca en Guatemala sin hacer mayor cosa para erradicar dicha discriminación?

En un País en donde la discriminación en todas sus formas es un delito según el Artículo 202 del código penal el delito es punible  de 1 a 3 años de cárcel y multas oscilan entre los Q500.00  a Q3,000.00 (lo cual en mi opinión debería ser mas severo)  y se puede entender que la discriminación en todas sus formas va desde la diferenciación de otro ser humano por su sexo, edad, raza, color, religión, condición socio económica, nacionalidad, ideología, preferencias político-partidarias, lugar de origen, apariencia física, costumbres, linaje, preferencia sexual, enfermedad o cualquier otra diferenciación que atente contra la dignidad de los seres humanos o cualquier causa injustificada que genere distinciones, exclusiones, restricciones, o preferencias fundamentalmente injustas que atenten o lesiones su dignidad.

La pregunta sería ¿Si las instituciones del Estado están inmunes a este Artículo de la ley del Código Penal? Aunque INTECAP  (Instituto Técnico de Capacitación y Productividad) es una institución semi-autónoma que surge en 1974  que en este caso voy a hablar de ellos pues se supone que fue creada con el  fin de educar y capacitar para la productividad a la población guatemalteca, pero que discriminan el acceso a personas mayores de 30 años en adelante siendo peor con personas mayores de 55 años teniendo en cuenta que nuestra población guatemalteca en este 2015 alcanza los 16,771,248 habitantes y que de esos 10,021,890 son mayores de 18 años de esa población el 18.54% somos personas entre los 35 y los 64 años que ya no tenemos acceso al trabajo ni a la educación. ¿A dónde vamos a parar? Si se erradicara por completo esa discriminación por edad y nos enfocáramos en la capacidad productiva del adulto y adulto mayor (Siendo personas con una gran sabiduría y amplia experiencia) fuéramos un país con más ingreso  en el PIB; pero lamentamos informar que en este País Guatemala, hay leyes y no se cumplen, más bien se evaden y quedan impunes aquellos que las cometen, ya sea por discriminación o por corrupción.

Aunque está demás que se hablen de los derechos que tienen las personas mayores se los voy a repetir:
Ø  Tienen derecho a ser tratados como ciudadano digno por lo que ha hecho y puede seguir haciendo.
Ø  Tienen derecho a recibir apoyo familiar y social.
Ø  Tienen derecho a la integración y participación en todas las actividades, ya sean sociales, culturales, económicas o políticas en su comunidad y País.

Si bien es cierto que hay un programa de apoyo económico del adulto mayor este incluye mayores de 65 años en adelante y no es significativo a todo lo que una persona con tanta experiencia puede seguir aprendiendo y aportando a la sociedad. Hay personas de 55 años en adelante que ya no tienen acceso a empleo y quieren seguir aprendiendo ya sea un oficio o algo que a ellos siempre les ha apasionado y no se puede por la edad. Aquí entra el pensamiento negativo que vive sumida país entero en el “NO SE PUEDE”  cambiemos por el bien de nuestro país.

El INE (Instituto Nacional de Estadísticas) en su encuesta reciente sobre la pobreza y pobreza extrema hace referencia en los ingresos y gastos familiares el 65% de las personas mayores viven en condiciones de pobreza y el 36% en pobreza extrema.

Si tuviéramos una mentalidad más abierta con respecto a nuestras personas mayores (y digo después de los 35 años según el acceso a trabajo y educación en Guatemala ya son mayores, no se diga a los 58 años es totalmente un anciano sin derechos) veríamos que son personas con mucha experiencia y con esa experiencia pueden llegar a ser muy productivos al aprender un nuevo oficio o tipo de trabajo. Un ejemplo muy claro es que una persona toda la vida tuvo el sueño  de ser Chef y en INTECAP  lo excluyen por su edad.  La pregunta que me hago y usted querido lector también se hará ¿Acaso las personas que ya tienen 35 años y más ya no tienen cerebro ni capacidad de aprender?, quizá porque tienen anexos a empresas privadas, hoteles etc. No quieren mandar viejos a esos lugares, pero ¿Qué tal aquel que quiere emprender? Y sueña con su título para satisfacción propia y extraños. Ha pensado usted querido lector que así como esta persona que le dijeron que NO hay tantas personas que sueñan con aprender ¡Y ahora que son retirados o jubilados tienen el sueño, el deseo y todas las ganas de ser alguien! Pues tienen tiempo.   Pero en nuestra sociedad se enfrentan a prejuicios y estereotipos sociales que los sentencian a una vida pasiva y alejada de posibilidades de permanecer en el mercado productivo y así mantengan su mismo estilo de vida o mejoren su calidad de vida, talvez no, sino más seguro que en la sabiduría de los adultos y adultos mayores esté la solución a la problemática que enfrenta nuestro País.

Yo invito a ASIES (Asociación de Investigación y Estudios Sociales) a  hacer una pequeña investigación de exclusión a la educación y el derecho a capacitarse del adulto y adulto mayor en Guatemala y máximo en entidades como INTECAP que se supone que es para ayudar al que no puede acceder a Instituciones privadas por sus ingresos económicos que son mermados o inexistentes en algunos casos.

Ya lo dice también la UNESCO  que INTECAP es una institución que parece estar al margen de discusiones en torno a una educación que responda a las necesidades y características de grandes grupos de población en Guatemala como la indígena y ahora el adulto y adulto mayor, cito textualmente lo anterior de la Encuesta Internacional de Educación de Adultos Indígenas, de la UNESCO DEL AÑO 2014.

Me gustaría que me acompañara a cambiar Guatemala si usted es un adulto o adulto mayor que está inconforme con tanta discriminación con respecto a la edad tanto laboral como educacional me encantaría que me dejara su opinión y  de compartir para que nuestra voz sea oída y empecemos a cambiar Guatemala.

Los ciudadanos de Guatemala tenemos  derecho a la productividad, a la educación y a ser mejores.
Invito a instituciones no gubernamentales a hacer eco de nuestros reclamos para que podamos juntos cambiar y hacer que las leyes se cumplan “JUNTOS PODEMOS”.


Hasta la próxima.
M.C. Vásquez.

No hay comentarios.: